Consejos, Recomendaciones o “Tips” para el Diseño de Collares

Extractando del tema anterior y agregando otros puntos, he elaborado una lista de recomendaciones, que son de mi autoría.
1-Comenzar el collar presentando las cuentas sobre una superficie clara, si es blanca mejor. Una tela hará que las cuentas esféricas no salgan rodando.
2-El collar clásico es regular. En mi caso las cuentas más grandes están en su parte central. Ya que salvo excepciones, no trabajo con todas cuentas iguales, especialmente en collares largos. Comenzar presentando la cuenta central y partir desde ahí.
3-En esta tarea la inspiración y el estado de ánimo son fundamentales. Yo no sé si le pasa a todos, pero hay casos en que me encargan un collar negro y ese día necesito trabajar con rojo. Dejo el negro para otro día, porque estoy segura que no me saldrá lindo.
4-Si no te gusta la obra terminada es difícil que la vendas, dejala a un costado y en dos o tres días le encontrarás la vuelta. A veces con muy poco, el objeto cambia mucho.
5-En cuanto a los colores, trabajo de tres maneras: a) con colores puros como vez en los dos collares anteriores, b) con colores engamados, c) con colores complementarios, que son los opuestos en el círculo cromático. En otra entrada hablaremos de esto. Pero hablando en idioma simple, son los colores muy diferentes, que juntos quedan bien; ejemplo, naranja y azul, verde y rojo, violeta y amarillo. En rarísimas oportunidades uso multiplicidad de colores.
6-Fijate que los colores y formas contiguas queden armoniosos (queden lindos). Si esto sucede a lo largo de todo el collar, el mismo será armónico y se verá bello.
7-La mezcla de colores con metalizados y acrílicos transparentes (o con cristales y vidrios en piezas más finas) dan vida y luz.
8- También para que se dé armonía, por ejemplo en un collar de tres colores, como el rojo, los colores deben repetirse y estar convenientemente separados. Ejemplo 4 rojos, 4 dorados, 4 acrílicos, hematites en todas las cuentas, los “touch” de negro…
9-Las calotas visten al collar, le dan buena terminación, pero en algunas cuentas no en todas; sí, en las esféricas.La sobrecarga de calotas no es agradable. Las minicalotas las usamos en casos especiales. Ejemplo, en los aros, para que el alfiler “no siga de largo”.
10-Cada cuenta (en caso de la técnica rosario) queda mejor terminada con un mostacillón, en el caso anterior se ha usado una hematites, porque las cuentas son muy grandes. Y a veces un separador y un mostacillón. Se prueba y se ve. Por eso el collar exclusivo es más caro, el diseño es por unidad.
11-En cuanto al largo del collar, yo me lo pruebo y veo que me guste, pero hay que tener en cuenta las enormes diferencias que tenemos los seres humanos. Hay mujeres altas, con mucho busto, con talle muy largo, o con alguna de estas tres cosas, en esos casos se requerirá un collar más largo. Con este tema nunca he tenido problemas, mis medidas son intermedias. El collar clásico no debe ser tan largo, el informal y desestructurado puede ser bien largo (también depende de la moda) y el collar que tiene un centro (ej. medallón, dije) debe ser más corto, el centro debe llegar levemente abajo del busto.
En cuanto al collar corto de fiesta, debe caer sobre la piel y no tocar la tela del vestido. O ser bien corto, para usar con camisa. El largo intermedio es poco requerido y antiguo, se puede hacer a medida.
Por hoy voy a terminar, pero si algo se me vuelve a ocurrir, continuaré en esta entrada la lista de recomendaciones. Ah! Y recordá que si bien hemos hablado de collares, estos “tips” (en algunos casos) se prestan para la bijouterie en general, especialmente para llaveros.

Esta entrada fue publicada en Collares, Diseño, Técnicas para el Armado y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *