Collar Clásico Corto Multicolor de dos Vueltas

¿Vieron como nuestra Sra. Presidente tiene siempre collares cortos en general de cuentas grandes? Bueno, el collar clásico y formal también se usa, por eso hoy vamos a tomarnos un descanso y “cambiar el ángulo de la información”.
Materiales:
Perlas de varios tipos (obviamente no son las legítimas, pero son de calidad), colores (gris, rosado, caramelo, violeta) y tamaños, separadores de nácar rosados, mostacillones nacarados blancos y escallas de piedra marrón. Cadenita de bronce, argollitas y cierre mosquetón medianito (no uso el más chiquito porque da trabajo para prender).
Armado:
Creo que saben que tengo resistencia a la realización de la bijouterie clásica, pero sucede que a veces hay señoras que la encargan, como en el presente caso. Y la verdad es que quedó hermoso. También tengo resistencia a armar un collar con todas piezas iguales (como los de la Sra. Presidente, no hay dudas que es lo primero que le miro), porque en estos casos no hay creación, simplemente es un armado sin diseño alguno. Por eso y siguiendo con mi genio mezclé colores de acuerdo a la indumentaria de la clienta. (Ahora, en el caso de las perlas de río blancas, una gargantillita bien corta queda fabulosa, también lo hice por encargo.)
La vuelta externa tiene: una escalla marrón, tres perlas color caramelo de superficie irregular, una escallita, una perlita pequeña rosada, una gris (de perlado mate), una violeta de forma irregular, otra gris, una rosada pequeña y se vuelve a repetir la serie.
La vuelta interna, más corta que la anterior, tiene: un separador de nácar rosado, una perla gris, un mostacillón nacarado blanco, un separador, una perlita rosada, un mostacillón blanco, un separador, una perla matizada entre violeta y fucsia, un mostacillón blanco, un separador, una perla caramelo y un mostacillón blanco; se repite la serie.
Para la parte final de ambas vueltas se han colocado elementos bien chiquitos, para que el collar quede bien ya que no tenía perchitas separadoras. El armado es con tanza de acero y aprieta tanzas, que también debido a la carencia mencionada, se unió a trocitos de cadena (aprox. 2 cm) y ambas cadenas fueron enganchadas con una argollita mediana, para finalmente colocar el cierre mosquetón de un lado.
Recordamos que siempre agregamos un pedacito más de cadena en el extremo opuesto al cierre, para darle flexibilidad al largo y en la punta de la cadenita, como terminación y con alfiler y rulito agregamos una pequeña piecita (perlita o dos mostacillones). O sea que en el extremo opuesto al mosquetón nos quedará así: dos trocitos de cadena (de las dos vueltas), una arandela para el cierre y otro pedacito de cadena para dar posibilidad de alargue. ¿Está claro?
Los aritos son simples, como siempre que realizo un conjunto y por supuesto están realizados con los mismos elementos del collar.
No siempre se tiene de todo en el taller y no siempre es posible comprar, e incluso es difícil conseguir algo tan específico como una perchita para dos vueltas; por eso la cuestión hay que resolverla con creatividad y probando, como hice en el caso de este collar. Todo se puede.
La entrada quedó larga, mil disculpas, pero el collar es simple. Si te gustó compartilo con el “me gusta”.

Collar clásico corto

Collar clásico, corto, de dos vueltas y perlas multicolores

Esta entrada fue publicada en Aros, Collares, Nácar, Perlas, Piedras semipreciosas, Técnicas para el Armado, Tips y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Collar Clásico Corto Multicolor de dos Vueltas

  1. Renata Opazo dijo:

    Estimadisima Cristina, te escribo en primer lugar para felicitarte por compartir tu hermoso trabajo que sirve de inspiración a muchas personas y en mi caso te cuento que ya compré mis primeras herramientas y ya he hecho algunos trabajitos (aunque secillos comparados a los tuyos) que me han servido para comenzar ya que mi objetivo es hacer cosas tan lindas como las tuyas. Bueno y al igual que tu yo seré profesora pero de matemática y esto de pasar todo el dia pensando en numeros agota y es por este motivo que necesitaba una actividad totalmente opuesta que mantuviera vivo mi lado creativo y artistico que siempre vive dentro de nosotras.

    Te mando un abrazo gigante desde Chile y espero que pronto compartas otra de tus fantasticas creaciones!

    • Cristina dijo:

      Gracias Renata por todo lo que me decís, realmente me llena el alma; imaginate la satisfacción que causa el saber que otro a la distancia está aprendiendo contigo, que lo estás motivando y que su vida pueda ser mejor. No hay dudas que este tipo de actividades hace mucho bien, y más si estás entre números.
      Me encantaría que quienes me siguen pudieran subir las fotografías de sus trabajos. En eso estamos con mi hijo, ojalá lo logre porque eso es tema de él.
      No te pierdas Renata y de cuando en cuando contame como te está yendo. Lo de la creatividad, el gusto, la prolijidad, la perfección, se logran con el tiempo y despacito; seguro lograrás todo lo que te propones. Un beso muy grande amiga chilena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *